Un buen plan para estas vacaciones es disfrutar de las noches frescas del interior sin renunciar a la playa. Turimaestrat se encuentra a sólo 20 minutos de la playa. Ofreciendo un refrescante chapuzón en las playas cercanas de Vinaroz, Benicarló y Peñiscola o una opción más tranquila es huir de la multitud de la costa y visitar las calas vírgenes que se pueden encontrar por toda la costa.

Una buena opción para dormir tranquilos es alojarse en Turimaestrat, Sant Mateu, con un agradable paseo por las murallas, con la toma de un refresco en la Plaza Mayor porticada y con una gran oferta gastronómica que nos aparta de los platos rápidos de la costa.

Y como estrella, se puede practicar algo muy antiguo que se lleva practicando en nuestro pueblo: Salir a “la fresca”. Después de cenar es típico salir a la calle a tomar el fresco con los vecinos, cada vecino sale con su silla y disfruta del fresco de la noche. En cada corrillo se charla, se intercambiar vivencias y algún que otro cotilleo.

Sant Mateu siendo un pueblo plenamente de interior está muy bien comunicado con la costa.

 

Turimaestrat Playa cerca Sant Mateu

Turimaestrat- Plaza Sant Mateu

 No renuncies a dormir

tranquilo en verano.